FÓSILES EN EL CHACO PARAGUAYO

__________________________________________________________
En septiembre de 2008, personales de una estancia privada ubicado en la Colonia Paratodo -Chaco, excavando para la construcción de un tajamar, encontraron restos fósiles. Y para sorpresa de los dueños del sitio y ante la preocupación por la conservación de los vestigios, llamaron a la corresponsalía de prensa especializada en arqueología para buscar expertos en materia arqueológica y/o geológica para que revisen la zona.
MÁS FÓSILES EN EL CHACO PARAGUAYO

Ante esto, la corresponsalía de ARQUEOLOGÍA del SIGLO XXI en Paraguay, llegó hasta las oficinas y laboratorios del Geología de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la Universidad Nacional de Asunción. Los expertos geólogos mantuvieron una reunión con otros estudiosos del tema así como la prensa especializada para el procedimiento del inmediato rescate de los vestigios materiales hallados en Paratodo.
La FACEN con el propósito de colectar los restos fósiles para su salvaguarda siguiendo la metodología paleontológica apropiada, los días 3 al 6 de setiembre de año pasado, organizó una expedición científica con docentes y técnicos de la institución, entre ellos estuvieron Ana María Gadea de Campos C.,  Rafael Fugarazzo y Víctor Filippi, así también con la colaboración en Prensa de la periodista especializada Ruth Alison Benítez, Corresponsal de la Revista española.
En el sitio se encontraron restos óseos, de los cuáles los primeros en identificarse fueron un omóplato, parte de una cadera, parte de las extremidades, rótula, falange y numerosas costillas pertenecientes a un animal de gran porte.  Los restos fósiles estaban en mal estado de conservación que se evidenciaban por el alto grado de fracturación de los huesos y la intrusión de sedimentos dentro de los mismos, lo que desde un inicio dificulta la determinación de la especie, según indicaron los profesionales.
La Licenciada Ana María explicó además que el ambiente geológico de la zona correspondiente al Periodo Cuaternario, con una duración aproximada 1,6 millones de años, lapso de tiempo en la que se desarrollo una fauna de mamíferos de gran diversidad, rareza y tamaño, como elefantes, armadillos gigantes, perezosos gigantes y animales parecidos a los hipopótamos, los cuales se extinguieron misteriosamente dejando como único testigo sus restos óseos fosilizados.
Por las dimensiones de los restos hallados, estiman los científicos que el animal superaba la tonelada (1000 kilos), y podría haber alcanzado los 2 metros de altura.
Los restos óseos fosilizados fueron trasladados a la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la Universidad Nacional de Asunción, para garantizar la seguridad del material para la continuación de sus estudios.
Técnicos en el momento de la limpieza y extracción del fósil.
Técnicos en el momento de la limpieza y extracción del fósil.
FOTOS:  Gentileza de la Lic. Ana María Gadea de Campos C., Directora de Relaciones y Difusión, Facultad de Ciencias Exactas y Naturales-Universidad Nacional de Asunción.
geologia@facen.una.py
TEXTO: Ruth Alison Benítez, Investigadora en Historia y Arqueología Militar. ralison3.3@gmail.com

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s