Boquerón del Sauce, en busca de León de Palleja y Elizardo Aquino. Campaña arqueológica preliminar en Campos de Batalla. Uruguay-Paraguay 2014


Bitácora: Arqueología y Ciencias Forenses

A finales de octubre de 2014 se desarrolló en Paraguay la Segunda Campaña de Arqueología de Campos de Batalla binacional correspondiente a la Región, esta vez Uruguay y Paraguay. Una delegación de historiadores, y este caso particular, el equipo de arqueólogos de la República Oriental del Uruguay visitaron el sitio histórico Boquerón del Sauce en Ñeembucú. La actividad fue además en el marco de la realización del Sexto Encuentro Internacional de Historia sobre la Guerra de la Triple Alianza, cuya organización estuvo a cargo de la Asociación Cultural Mandu´arâ de Paraguay.

Los historiadores y arqueólogos uruguayos, estarán acompañados por los técnicos y también investigadores paraguayos del Departamento de Arqueología y Paleontología de la Secretaría Nacional de Cultura. Ambas partes realizarán exploraciones de carácter histórico y arqueológico de sondeo superficial. La Campaña histórica-arqueológica se denomina “Boquerón del Sauce: detrás de los pasos de Aquino y Palleja”. La delegación uruguaya, desde el año pasado…

Ver la entrada original 812 palabras más

Arqueólogos exploran trinchera de Boquerón de Sauce


01 DE NOVIEMBRE DE 2014

Por Clide Noemí Martínez, corresponsal

PASO DE PATRIA, ÑEEMBUCÚ. Proyecto arqueológico binacional Paraguay-Uruguay “Boquerón del Sauce” se desarrolla en el distrito de Paso de Patria, escenario de la cruenta batalla registrada hace 148 años.

En la misma perdieron la vida alrededor de 8.000 combatientes de las fuerzas enfrentadas. Durante las primeras jornadas los participantes hicieron un reconocimiento de la zona de combates y realizaron un trabajo de arqueología científica, rescatando elementos que serán instalados en los Museos Públicos de Paso de Patria y Humaitá.

Marcelo Díaz Buschiazzo de la comitiva uruguaya, refirió que es indescriptible la emoción que sienten al ser los primeros charrúas que pisan estas trincheras tras la batalla registrada hace 148 años. “Son emociones encontradas, por un lado localizar este lugar con tanta trascendencia histórica y por otro lado pensar que en este lugar murieron miles de personas”, reflexionó el arqueólogo charrúa.

Díaz, también valoró la cooperación de los gestores culturales Vicente García y Vicenta Miranda, quienes guiaron a los expedicionarios hasta el lugar de la batalla. Mencionó que en este caso se recuerda a los grandes protagonistas del enfrentamiento, el general Elizardo Aquino por las fuerzas paraguayas (herido de muerte en el enfrentamiento) y el Coronel León De Palleja, Jefe del Batallón Florida (Uruguay), quien falleció en el combate.

Las Asociaciones culturales Kabichu´i y de Ecoturismo de Humaitá organizan el acto de recordación de la gran batalla y a los valientes jefes que comandaron las fuerzas enfrentadas. La actividad se realizará mañana domingo frente al busto del General Elizardo Aquino, en Boquerón del Sauce, distrito de Paso de Patria.

Enlace: http://www.abc.com.py/nacionales/arqueologos-exploran-trinchera-de-boqueron-de-sauce-1301987.html

Boquerón del Sauce, en busca de León de Palleja y Elizardo Aquino. Campaña arqueológica preliminar en Campos de Batalla. Uruguay-Paraguay 2014


A finales de octubre de 2014 se desarrolló en Paraguay la Segunda Campaña de Arqueología de Campos de Batalla binacional correspondiente a la Región, esta vez Uruguay y Paraguay. Una delegación de historiadores, y este caso particular, el equipo de arqueólogos de la República Oriental del Uruguay visitaron el sitio histórico Boquerón del Sauce en Ñeembucú. La actividad fue además en el marco de la realización del Sexto Encuentro Internacional de Historia sobre la Guerra de la Triple Alianza, cuya organización estuvo a cargo de la Asociación Cultural Mandu´arâ de Paraguay.

Los historiadores y arqueólogos uruguayos, estarán acompañados por los técnicos y también investigadores paraguayos del Departamento de Arqueología y Paleontología de la Secretaría Nacional de Cultura. Ambas partes realizarán exploraciones de carácter histórico y arqueológico de sondeo superficial. La Campaña histórica-arqueológica se denomina “Boquerón del Sauce: detrás de los pasos de Aquino y Palleja”. La delegación uruguaya, desde el año pasado (2013) viene gestionando todas las diligencias legales respectivas para el desarrollo de sus actividades en nuestro país, incluyendo lo que corresponde a Patrimonio Cultural que se realiza en nuestra Institución. Así también ante la Gobernación de Ñeembucú y la Municipalidad de Humaitá para el desarrollo de Talleres sobre Patrimonio y Arqueología.

El grupo de historiadores pertenecen al equipo de investigación “Campos de Honor” del Uruguay, la comitiva de Paraguay del Departamento de Arqueología y Paleontología de la Secretaría Nacional de Cultura.

Las tareas preliminares tuvieron alcance de una semana en terreno y más de un año de investigación en Gabinete. Dichos resultados previos se presentaron en el Encuentro Internacional de Historia como trabajo de investigación “Boquerón del Sauce”, en memoria de la batalla acaecida entre el 16 y 18 de Julio de 1866, durante la Guerra de la Triple Alianza.

La Asociación Cultural Mandu´arâ ha facilitado la concreción de la venida de arqueólogos de “Campos de Honor” del Uruguay, que son especialistas en arqueología en campos de batallas, habiendo realizado trabajos en la Argentina, Brasil y Uruguay. Y tal como mencionamos, ésto fue la segunda campaña de historia y arqueología militar científica en nuestro país llevada adelante por profesionales paraguayos con el importante apoyo desinteresado de la comunidad internacional, en beneficios para las comunidades locales y la sociedad científica en nuestro país.

Es importante destacar que la mayor parte de los trabajos se realiza en Gabinete (Bibliotecas, Archivos, entre otros), y los trabajos en campo o terreno tratan de sondeos superficiales y en muchas ocasiones sin hallazgos de elementos, sino de identificación de sitios como trincheras, polvorines, campamentos antiguos, y similares, a esto se lo conoce como Arqueología Superficial, puesto que no se realizará ninguna excavación que pueda dañar algún contexto como sí ocurre en los casos no fiscalizados ni antes y después, de “buscadores de tesoros”.

Tal se constató en el transcurso de la investigación, el hallazgo de materiales superficiales, la prospección máxima fue de menos de 30-50 cm. para extraer material hallado, los cuales son clasificados conforme a la norma universal, catalogados y entregados primeramente al Dpto. de Arqueología de Paraguay para la continuación de las investigaciones en Gabinete y posteriormente pasa a la comunidad local luego, como se indicó, de su atención en laboratorio arqueológicos (limpieza, registro, catalogación).

Además de las tareas de exploración de campo, se llevó a cabo el Taller de Arqueología y Museología para los gestores culturales de la comunidad de Ñeembucú (Pilar, Paso de Patria y Humaitá específicamente) puedan mejorar las precarias condiciones de sus acervos, al tiempo de rescatar material expuesto a la degradación en el terreno.

RESEÑA:

Boquerón del Sauce

Departamento de Ñeembucú

 Nombre del Proyecto: “Boquerón del Sauce”, en memoria de la batalla acaecida entre el 16 y 18 de Julio de 1866, durante la Guerra de la Triple Alianza.

Nombre de la organización proponente: Secretaría Nacional de Cultura (Paraguay) y Campos de Honor (Uruguay).

Sitio: Boquerón del Sauce, Departamento de Ñeembucú.

Nombre y datos generales de las personas responsables del Proyecto en la organización:

  • Diego M. Lascano, Director de “Campos de Honor”.
  • Marcelo Díaz Buschiazzo, Coordinador General de “Campos de Honor”.
  • Cnel. Wilfredo Paiva, Jefe del Batallón “Florida” de Infantería Nro. 1. Uruguay
  • Por la Secretaría Nacional de Cultura de Paraguay, los investigadores, Sergio Ríos, y Ruth Alison Benítez, investigadora historiadora militar y Jefe del Departamento de Arqueología y Paleontología, ._
  • Objetivo general: Realizar un trabajo de investigación histórica binacional e intercambiar experiencias en lo que refiere a los procedimientos establecidos en los protocolos de Arqueología.

Objetivos específicos: Comprobar en terreno la preparación desarrollada en gabinete para el trabajo en el campo de batalla con el fin de localizar el lugar físico donde murió el Coronel León de Palleja, en la Batalla de Boquerón del Sauce, durante Guerra de la Triple Alianza.

Metodología:

  • Proceso de investigación histórica.
  • Proceso de investigación arqueológica.
  • Relevamiento de superficie y elaboración de mapas planimétrico y altimétrico.
  • Trabajos de exploración.
  • Proceso de análisis de materiales históricos hallados (en caso de ocurrir)
  • Redacción de recomendaciones y estrategias para el logro de los objetivos propuestos.
  • Publicación de los resultados en diferentes medios impresos y digitales y en el próximo encuentro sobre la Guerra de la Triple Alianza, a desarrollarse en Asunción, en Noviembre de 2014.
  • Realización de un Taller sobre Educación Patrimonial orientado al personal de los Museos de Humaitá y al público general, con contenidos de conservación, identificación y puesta en valor de materiales arqueológicos ferrosos y no ferrosos. Orientación en las particularidades de la Museología militar, con el fin de crear conocimiento y conciencia patrimonial.

Contacto                             

  • Diego M. Lascano

Director / Proyecto Campos de Honor

Colonia del Sacramento. Uruguay

battlefield.archaeo@gmail.com

 

  • Marcelo Díaz Buschiazzo

Coordinador General / Proyecto Campos de Honor

Colonia del Sacramento. Uruguay

 

  • Ruth Alison Benítez

Fiscalizador y Jefe del Departamento de Arqueología y Paleontología de la Secretaría Nacional de Cultura de la República del Paraguay. alisonruth11@gmail.com

sauce (1)sauce (3)sauceboq

 

Arqueología militar y de Conflictos modernos. Batalla de Nanawa, Guerra del Chaco (1.932 – 1.935) Paraguay – Bolivia


Primera investigación de arqueología militar vinculado a uno de los combates de la Guerra del Chaco desarrollados en 1.933 en el Fortín Nanawa.

El proyecto de investigación histórica y de arqueología militar tiene base en la investigación para tesis titulada “Los paisajes de conflicto de la Guerra del Chaco” que lleva adelante la arqueóloga de la Universidad de Bristol, Inglaterra, Esther Breithoff, y que trabajó en Paraguay durante dos años en distintas etapas con el acompañamiento de otra profesional en el área de historia y arqueología militar. La investigación comprende la investigación arqueológica desde el punto de vista de las científicas desde lo social (Inglaterra) y bélico (Paraguay) en la región occidental (Fortín Nanawa – Chaco).

El trabajo en el Fortín Nanawa es invaluable para el reconocimiento y la protección de los sitios de patrimonio cultural, y la historia militar de Paraguay así como la promoción de la carrera arqueológica en el país. Así también, los objetivos integrales de la investigación, de las estructuras arqueológicas son además sobre los varios fortines militares que sobreviven hasta la fecha y esta etapa será como el inicio para más análisis y tareas de campo de esta índole en sitios de bata

llas, sean de la Guerra de la Triple Alianza (1.865 – 1.870) como de la Guerra del Chaco (1.932 – 1.935). El trabajo arqueológico y antropológico tiene como fin dar cuenta de la destrucción del paisaje indígena y menonita por el conflicto bélico y las armas modernas. Análisis de la experiencia personal de los indígenas, Menonita y soldados, ocupaciones y desarrollo en el contexto social de la época.

Tipo de Aporte: Todos los hallazgos arqueológicos encontrados serían tratados adecuadamente, como corresponde a una propiedad del Estado paraguayo. La investigación servirá entonces como una fuente inglesa para gente no familiarizada con el idioma español. Lo que es más importante al nivel nacional paraguayo e internacional, la excavación y evaluación arqueológica del Fortín Nanawa en colaboración con los técnicos del Ministerio de la Cultura y las Fuerzas Armadas del Paraguay quienes representarán el primer estudio arqueológico de un fortín de la Guerra del Chaco.

Temporada de Campaña: Las investigaciones de sondeo en el terreno iniciaron el 18 de mayo hasta el 25 del mismo mes como una primera fase de la investigación. In situ, el reconocimiento de sitio y luego la confección de planes para las catas arqueológicas y la búsqueda de indicios de cultura material sea metal, lítico, documentos, cimientos, fosas comunes entre otros. A raíz de la aparición de más vestigios, como se previó en los primeros planes, las investigaciones deben extenderse hasta culminar todas las inspecciones por posición y por trincheras. Y esto requiere de la capacitación de personales militares y civiles que puedan trabajar en campo para lograr el objetivo general de la investigación.

Las investigaciones preliminares se realizaron con el aval de la Dirección General de Patrimonio Cultural de la

Secretaría Nacional de Cultura atendiendo la Ley Núm. 946/82 de Protección del Patrimonio y reglamentos de investigaciones arqueológicas en territorio nacional con el acompañamiento de uno de los técnicos del Gabinete de Arqueología Ruth Alison Benítez.

Nombre de los investigadores: De Inglaterra: Esther

Breithoff. Universidad de Brístol. Promoción del 2014 • PhD Modern Conflict Archaeology and Anthropology . De Paraguay: Ruth Alison Benítez, Secretaría Nacional de Cultural, Gabinete de Arqueología

???????????????????????????????  ??????????????????????????????? ???????????????????????????????.

La Arqueología y sus pasos fuertes en el terreno.


 

“A principios del SXX decían que la Arqueología es como
la “Ciencia auxiliar de la Historia”. Pasaron los años, y mediante más descubrimientos que respaldaron casi perfectamente a lo que sólo se conocía a través de vías orales, la Arqueología dejó de ser un “simple” auxiliar. Notaron que esta disciplina es parte fundamental de la Historia, es una estructura: Cabeza y Cuerpo, ni una de las partes puede funcionar si el uno y el otro. La arqueología, desde su metodología y procedimientos científicos es fundamental para lograr reconstruir el pasado cultural y los estilos de vida de un tipo de sociedad dispuesto en un tiempo determinado. En el caso de estudios de campos de batallas, la arqueología juega un papel importante para determinar si los hechos relatados a través de versiones orales y algunos textos escritos posteriormente tienen veracidad”._portada

 

La arqueología es imprescindible para la socialización del conocimiento del pasado de una nación.

Un Estado debe contar, no solo con una institución que proteja y preserve al Patrimonio histórico-Cultural Material e Inmaterial de su país, como es el caso del Departamento de Arqueología y Paleontología, recientemente creado (2012) en la Secretaria Nacional de Cultura en Paraguay; sino que también con el apoyo de organizaciones multidisciplinarias, con profesionales que puedan realizar tareas de campo en lugares donde puedan existir vestigios arqueológicos, y llevar a cabo investigaciones, inspecciones, contraloría, exploraciones, prospecciones y cateo , para el “recupero de piezas arqueológicas importantes, que puedan respaldar materialmente las historias escritas y verbales sobre el pasado de nuestro país”; al mismo tiempo de “acrecentar el Inventario del Patrimonio Cultural Material”, para que puedan ser expuestos en museos públicos para goce y fascinación de la ciudadanía, y también para posteriores estudios e investigaciones por otras áreas afines a la arqueología. El equipo técnico y profesional científico espera que este espacio abra camino hacia el rescate cultural y patrimonial de la Nación, tan importante y necesario en nuestro país, Paraguay, así como otros países ya lo demostraron. Sin expertos en materias distintas, nunca llegaremos ni siquiera a la frontera de una posible verdad. Por eso, trabajaremos para que este espacio diariamente crezca, y claro, con el apoyo de quienes así lo deseen, por el bien de la ciencia y la cultura de la humanidad, sobretodo por el rescate histórico de Paraguay.

“Cuando los escritos faltan, las piedras hablan”

El equipo de investigación está conformado por profesionales calificados para el área de la investigación científico-social dentro del contexto de Patrimonio Cultural, Historia y Arqueología en Paraguay, Chile, Argentina, Uruguay y Brasil.

CONTACTOS:

E-mail: arqueopress-r03@hotmail.com. Ruth Alison, Paraguay.

Y de CAMPOS DE HONOR, Uruguay, los colegas adjuntos al equipo paraguayo:
Diego M. Lascano: battlefield.archaeo@gmail.com
Marcelo Díaz Buschiazzo: diazmarcelo@hotmail.com

Fragmentos de cerámica guaraní en Yvtoty Rokái, Paraguay.


Los fragmentos de alfarería y cerámica antigua y según los investigadores, pertenecientes a la tradición Tupí Guaraní, fueron encontradas a principios de octubre de 2012, dentro de la reserva ecológica de Itaipú Binacional “Yvoty Rokái”, ubicada en el distrito de Mbaracayú, al Norte del Alto Paraná. El hallazgo es de valor histórico y cultural y realizada en superficies luego de bajar el nivel del río Paraná.
“La tradición tupi guaraní empezó más o menos en el siglo VIII A. C. Tenemos una línea de tiempo bien amplia, por lo que podemos suponer que fue un lugar ocupado por bastante tiempo”, puntualizó Alfonso. Los responsables del hallazgo presumen que las piezas tendrían unos mil años de antigüedad, pero aclararon que para definir la edad exacta de los materiales, así como otros detalles, están realizando trabajos laboratoriales.
Las piezas halladas reflejan, según la investigadora, diferentes técnicas empleadas por la tradición Tupi Guaraní.“La más antigua es la pintura blanca; por el grosor también se determina la antigüedad. Después tenemos la técnica del corrugado y la del cepillado que es la más reciente, cuyo desarrollo data más o menos de 300 años antes de la llegada de los españoles”, puntualizó.Además, entre las piezas halladas hay “algunas herramientas de piedras como los raspadores, que eran utilizados para limpiar animales, por ejemplo los pescados, ya que estamos hablando de una zona cercana al río, o para limpiar cueros; y las puntas de flechas que son de cuarzos, que funcionaban atadas a un palo, con algún tipo de fibras que usaban para cazar o pescar en superficie”, añadió la profesional.

Todo lo recolectado se encuentra actualmente en el laboratorio de Arqueología de la División de Educación Ambiental, en el Museo de la Tierra Guaraní.

Ley Nº 946/ 82 De Protección a los Bienes Culturales


Ley Nº 946/ 82
De Protección a los Bienes Culturales
EL CONGRESO DE LA NACIÓN PARAGUAYA SANCIONA CON FUERZA DE
LEY
CAPÍTULO I
De la creación y objetivo de la Dirección General de Bienes Culturales.
Artículo 1.
Créase la Dirección General de Bienes Culturales, dependiente del Ministerio de Educación y
Culto, con los objetivos y atribuciones que se le asignan en esta ley.
Artículo 2.
A los efectos de esta ley, se entenderá por Ministro, el Ministro de Educación y Culto; por
Dirección General de Bienes Culturales; por Consejo, el Consejo de Bienes Culturales; y, por
Salario, el salario mínimo establecido para las actividades diversas no especificadas en la
Capital de la República.
Artículo 3.
La Dirección tendrá por objeto la protección, recuperación y restauración de los bienes
culturales de la nación.
CAPITULO II
De los Bienes Culturales
Artículo 4º.- Son bienes culturales bajo la protección de esta ley, los pertenecientes a la época precolonial, colonial y al periodo de la independencia, y en particular, al de lo gobiernos del Dr. José Gaspar Rodríguez de Francia, Don Carlos Antonio López y Mariscal Francisco Solano López, que se mencionan seguidamente:
a) los monumentos, ruinas, templos, sepulcros, edificios públicos y privados de interés histórico o cultural;
b) restos paleontológicos, arqueológicos, antropológicos, etnográficos e históricos;
c) libros, manuscritos, periódicos, mapas, grabados, fotografías y documentos históricos o culturales;
d) obras y colecciones científicas y técnicas;
e) colecciones numismáticas, filatélicas, heráldicas y de armas;
f) obras pictóricas, esculturas, muebles y otros objetos con valor histórico, que los hagan valiosos a los fines de esta ley;

g) los lugares, objetos y accidentes de la naturaleza que por valor histórico-cultural ameriten ser puestos bajo la protección de esta ley; 

h) los lugares y fortificaciones históricos, en particular los de las batallas de Cerro Mbaé y Tacuary, los de la Triple Alianza y Guerra del Chaco, así como las armas, uniformes, documentos y otros objetos que sean reliquias de ellas; e,
i) las poblaciones o partes de ellas que conserven tradiciones o aspectos peculiares de la cultura nacional; y los lugares típicos, pintorescos y de belleza natural que merezcan ser mantenidos sin sufrir alteraciones.

Artículo 5º.- Podrán ser declarados bienes culturales las lenguas indígenas, las composiciones literarias y musicales de valor histórico o artísticos, las tradiciones, costumbres o creencias populares, así como los estudios e investigaciones científicas sobre ellas.

CAPITULO III
De las Funciones
Artículo 6º.- Son atribuciones y obligaciones de la Dirección:
a) identificar, registrar y catalogar los bienes culturales; reglamentar y verificar  inventarios y registros;
b) elaborar, coordinar y ejecutar planes y programas de preservación, restauración,  recuperación y valorización;
c) dictar resoluciones para el cumplimiento de los fines de esta ley;
d) difundir el acervo histórico-cultural de la nación y propiciar la creación de la Casa de
la Cultura Nacional;
e) asesorar en materia a instituciones públicas, municipalidades, personas y entidades del sector privado;

f) elaborar anteproyectos de la ley para reglamentar la propiedad, posesión y tenencia de los bienes culturales, y las transacciones sobre ellas;
g) solicitar la inclusión en los planes nacionales, regionales y comunales de desarrollo, la protección, valorización y promoción de los bienes culturales, y vincularlos con el fomento del turismo;
h) realizar y fomentar actividades tendientes a crear conciencia sobre el valor de los bienes culturales;
i) reglamentar y autorizar la investigación arqueológica y paleontológica, y la participación de las personas o entidades que intervengan;
j) proponer expropiaciones; k) verificar las declaraciones juradas;
l) participar en las actividades internacionales de protección y recuperación de bienes culturales;
ll) gestionar la asistencia técnica, científica y financiera de entidades nacionales e internacionales;
m) habilitar una oficina de información sobre bienes culturales; y,
n) realizar otras actividades que tengan relación con los fines de esta ley.

Artículo 7º.- La Dirección propondrá medidas de protección y garantías para los propietarios de bienes culturales que los expongan públicamente.

Artículo 8º.- La organización de museos particulares de bienes culturales, será apoyada y asesorada por la Dirección.

Artículo 9º.- La Dirección podrá crear y habilitar museos y organizar exposiciones en la Capital y en el interior del país. Igualmente podrá hacer exposiciones en el exterior.

CAPITULO IV
Del Director General
Artículo 10º.- El Director será designado por el Poder Ejecutivo y contará con el asesoramiento de un Consejo de Bienes Culturales.
Artículo 11º.- Para ser Director se requiere la nacionalidad paraguaya, haber cumplido treinta años de edad, tener idoneidad en materia de bienes culturales, experiencia en administración y reconocida solvencia moral.
Artículo 12º.- Son funciones del Director:
a) cumplir y hacer cumplir esta ley y sus reglamentaciones;
b) convocar y presidir las reuniones del Consejo;
c) considerar las recomendaciones y dictámenes del Consejo;
d) elaborar los proyectos de planes y programas de la Dirección;
e) proponer al Ministerio los proyectos de reglamento de la Dirección, de inventarios y registros;
f) preparar el anteproyecto de presupuesto anual; y,
g) gestionar, con la autorización del Ministro, la concertación de convenios, acuerdos o contratos de asistencia científica, técnica o financiera, con organismos nacionales e internacionales.

Del Consejo de Bienes Culturales 

Artículo 13º.- El Consejo estará compuesto de seis miembros nombrados por el Poder Ejecutivo, en la siguiente forma:
a) un representante propuesto por la Universidad Nacional de Asunción;
b) un representante de la Universidad Católica;
c) un representante de la Dirección General de Archivos, Bibliotecas y Museos;
d) el Director del Departamento de Enseñanza Superior y Difusión Cultural del Ministerio de Educación y Culto;
e) un miembro propuesto por la Academia de la Lengua y Cultura Guaraní. El Consejo será presidido por el Director General.

Artículo 14º.- Es función del Consejo dictaminar sobre las cuestiones puestas a su consideración por el Director General o por algunos de sus miembros.

CAPITULO V
De la protección de los bienes culturales
Artículo 15º.- La protección se ejercerá sobre los bienes culturales, sean estos de propiedad del Estado, de las Municipalidades, de la Iglesia Católica, de otras Iglesias, de personas naturales, o de otras personas jurídicas, quienes conservarán sobre ellos sus derechos, sin mas limitaciones que las contenidas en la Ley.

Artículo 16º.- Las personas naturales o jurídicas mencionadas en el artículo anterior, que sean coleccionistas o propietarias de bienes culturales, deberán llevar un inventario de los mismos. Los comerciantes que negocien dichos bienes llevarán un inventario y un registro de las operaciones realizadas.

El inventario y el registro serán formalizados bajo juramento y elevados a la Dirección en la forma y plazo que ésta establezca. 

Artículo 17º.- Toda persona que supiere de la existencia de bienes culturales no inventariados o registrados, está en la obligación de ponerla en conocimiento de la Dirección.

Artículo 18º.- Las propiedades de bienes tutelados por esta ley no podrán darles un uso que menoscabe su valor cultural.
Artículo 19º.- Las personas que posean bienes culturales están obligadas a costear su conservación y restauración. Si no lo hicieren, por negligencia o incapacidad económica, la Dirección, después de vencido el plazo otorgado, podrá proceder a su conservación o restauración, con el consentimiento del propietario, o en su defecto, con autorización judicial. En este último caso, el juicio se sustanciará por el procedimiento sumario, con audiencia de partes. La sentencia será apelable y el recurso se concederá al solo efecto devolutivo. Los trabajos realizados por la Dirección serán por cuenta del propietario o poseedor, salvo que este no tenga capacidad económica.

Artículo 20º.- La Iglesia Católica y las otras Iglesias están obligadas a la conservación y restauración de los bienes culturales de su propiedad. 

Artículo 21º.- Queda prohibida la demolición, destrucción o transformación de los bienes culturales. Cuando se ejecuten sin autorización obras en un bien cultural inmueble, o se viole la concedida, la Dirección ordenará su suspensión, y en su caso, la demolición, y si fuere necesario la restauración o reconstrucción.

Artículo 22º.- Toda transferencia o modificación de dominio de bienes culturales debe tener lugar exclusivamente entre personas con residencia permanente en el país, y ser comunicada a la Dirección.

Artículo 23º.- Para la enajenación de bienes culturales, los propietarios están obligados a ofrecerlos en venta previamente a la Dirección, la que tendrá preferencia para adquirirlos en igualdad de condiciones. La Dirección decidirá dentro del término de sesenta días y efectuará la compra dentro de los ciento ochenta días de la aceptación de la oferta. En caso contrario.

Artículo 24º.- Son nulas las transacciones realizadas en contravención de lo dispuesto en el artículo anterior.

Artículo 25º.- Podrá autorizarse la salida temporaria del país de bienes culturales, por Decreto del Poder Ejecutivo, a solicitud de la Dirección, para su exhibición en el exterior.

Artículo 26º.- Para la salida temporaria de bienes culturales, la Dirección exigirá suficiente garantía de restitución al país, en su lugar de origen, y de la conservación e integridad física de ellos, y asimismo. la obligación de cubrir los gastos de transporte, seguro y restauración, en su caso.

Artículo 27º.- La Dirección podrá solicitar al Poder Ejecutivo la expropiación de bienes culturales de gran interés nacional o que se hallen en peligro de deterioro o pérdida, garantizando la justa indemnización.

Artículo 28º.- Son causas de expropiación de bienes culturales, las determinadas en las leyes vigentes, y además, la necesidad de: 

a) preservar un bien cultural, si su propietario se negare a hacerlo y no fuere aplicable lo dispuesto por el artículo 19 de esta ley;
b) impedir la ejecución de cualquier obra que menoscabe el valor cultural de un bien; c) acrecentar el acervo de los museos, bibliotecas, archivos y colecciones científicas y técnicas nacionales;
d) recuperar un bien cultural; y,
e) dar a un bien cultural un destino adecuado si su propietario no lo hiciere.

Artículo 29º.- La Dirección podrá, con consentimiento del propietario, efectuar excavaciones en los predios de propiedad privada en que se presuma fundamente la existencia de bienes culturales. Si el propietario se opusiere, la Dirección podrá requerir la autorización judicial pertinente, con audiencia de partes y garantizando el resarcimiento de los perjuicios.

Artículo 30º.- La ocupación o aseguramiento de bienes culturales, a los efectos del cumplimiento de esa ley, se hará por cualesquiera de las causas determinadas en el artículo 28, y se dispondrá por Decreto del Poder Ejecutivo, a pedido de la Dirección. 

El Decreto fijará el tiempo de ocupación o aseguramiento. Se pagará una justa indemnización si correspondiere, previo dictamen del Consejo.
Artículo 31º.- Decláranse fuera del comercio los bienes culturales extranjeros que fueren introducidos ilícitamente al territorio nacional. Estos bienes serán devueltos a pedido del gobierno interesado, si se cumplieren los
siguientes requisitos:
a) pedido de devolución tramitado a través del Ministerio de Relaciones Exteriores;
b) informe de la Dirección sobre la identidad de los bienes cuya devolución se solicita;
c) indemnización al poseedor de buena fe del importe abonado por ellos; y,
d) compromiso de reciprocidad del gobierno solicitante.

Artículo 32º.- La Dirección promoverá la concertación de convenios internacionales, la realización de gestiones y la adopción de otras medidas para impedir la salida ilícita de bienes culturales, y facilitar la recuperación de ellos.
Artículo 33º.- Quedan prohibidas la destrucción, transformación, desnaturalización y la exportación de bienes culturales.
Las Municipalidades, sin consentimiento de la Dirección no autorizarán la demolición, destrucción o transformación de los bienes culturales inmuebles.

Artículo 34º.- Las Aduanas de la República decomisarán del equipaje de los pasajeros nacionales o extranjeros que viajen al exterior por cualquier medio, todo objeto que por su antigüedad, valor histórico, artístico o rareza, se considere un bien cultural, sin tomar en consideración si estos objetos fueron adquiridos por compra o si fueron obsequiados por quienquiera que fuese, si no cuentan con la correspondiente autorización de salida, expedida con las formalidades descriptas. Los objetos decomisados por las Aduanas de la Capital, serán remitidos bajo recibo a la Dirección, dentro de las 24 horas de cumplido el procedimiento; los del interior, dentro de los diez días siguientes, bajo pena de hacerse pasible los funcionarios responsables de las multas establecidas en el Capítulo VII de esta ley. 

Artículo 35º.- Los bienes culturales debidamente inventariados y registrados, cuyos propietarios hayan cumplido los requisitos de esta ley, quedarán exentos de todo impuesto fiscal y municipal, previa certificación de la Dirección.

Artículo 36º.- La administración Central, las entidades descentralizadas y mixtas, las Universidades, Municipalidades, Iglesia Católica y las otras Iglesias, están obligadas a prestar su cooperación a la Dirección para el cumplimiento de esta ley.
Artículo 37º. – Créase el Registro y Catálogo de Bienes Culturales, dependiente de la Dirección, cuya organización y funciones serán reglamentadas.

CAPITULO VI
De los Recursos

Artículo 38º.- Constituirán recursos de la Dirección: 

a) los fondos que le sean asignados anualmente en el Presupuesto General de la Nación;
b) los ingresos por servicios que realice dentro y fuera del país;
c) las rentas provenientes de sus bienes;
d) los ingresos en concepto de multas; y,
e) los legados y donaciones.

Artículo 39º.- Los recursos de la Dirección serán utilizados exclusivamente para el cumplimiento de los fines establecidos en esta ley. En ningún caso se dispondrá de ellos para otro objeto.

CAPITULO VII
De las sanciones
Artículo 40º.- Se impondrá multa de:
a) diez a cincuenta salarios al quien menoscabe un bien cultural;
b) veinte a cincuenta salarios, al quien con intención dolosa destruyese, demoliere o
transformare un bien cultural; y,
c) veinte a cincuenta salarios al quien no diere cumplimiento a los artículos 22, 23 primera parte y 34 de esta ley.

Artículo 41º.- El que ilícitamente sacare del país un bien cultural será castigado con penitenciaria de seis meses a tres años y multas de veinte a cien salarios. La restitución al país del bien cultural será causa eximente de la pena corporal. 

CAPITULO VIII
De las disposiciones generales y transitorias

Artículo 42º.- Los museos, pinacotecas, archivos o bibliotecas del Estado, la Dirección General de Turismo y todas las demás reparticiones de la Administración Pública y Municipalidades, o instituciones privadas que entre sus atribuciones incluyan la de proteger, conservar o restaurar objetos o lugares considerados bienes culturales, actuarán coordinadamente con la Dirección General de Bienes Culturales.

Artículo 43º.- Quedan derogadas todas las disposiciones contrarias a esta ley.

Artículo 44º.- Comuníquese al Poder Ejecutivo.
Dada en la sala de sesiones del Honorable Congreso Nacional a los catorce días del mes de octubre del año un mil novecientos ochenta y dos.

J. Augusto Saldivar Juan Ramon Chaves
Presidente Cámara de Diputados Presidente Cámara de Senadores
Bonifacio Irala Amarilla Carlos Maria Ocampos Arbo
Secretario Parlamentario Secretario General

Asunción, 22 de octubre de 1982

Téngase por Ley de la República, publíquese e insértese en el Registro Oficial. 

Gral. de Ejercito Alfredo Stroessner
Presidente de la República
Raul Peña
Ministro de Educación y Culto

Arqueología Histórica._ Arqueología de trinchera: Estudio de Campos de Batallas._


ARQUEOLOGÍA HISTÓRICA MILITAR

Ita Ybaté “La guerra de los seis días”. Guerra de la Triple Alianza. Diciembre de 1.868_

Diciembre de 1.868_


????????????????????????????21 al 27 de diciembre de 1868._

Por todos los acontecimientos y características de esta batalla, más la gran cantidad de vestigios como trincheras, fosas comunes y otros elementos dispersos y visibles en la superficie, un equipo de investigación de Historia Militar y Arqueología de Paraguay, determinó como importante el sitio para llevar adelante una serie de estudios que prosiguen hasta la fecha.

VISIÓN GENERAL de la “Arqueología de Trinchera” como especialidad de la Arqueología tradicional._

En el caso de estudios de campos de batallas, la arqueología juega un papel importante para determinar si los hechos relatados a través de versiones orales y algunos textos escritos posteriormente tienen veracidad. Esto llegando hasta el sitio donde probablemente se desarrollaron los hechos.

La mayor parte del territorio paraguayo, desde la óptica arqueológica militar, es considerado “terreno de vestigios bélicos”. Paraguay vivió y sobrevivió a muchas batallas y conflictos que marcaron la semblanza del país y de su pueblo.

Sabemos que la arqueología militar como tal, en Sudamérica, es todavía materia pendiente a ser aprobada. De todas maneras, sitios como en Paraguay vemos necesario su desarrollo como disciplina específica. En cuanto a sus técnicas y procedimientos no es diferente a los sondeos aleatorios, de tipo intensivo y sistemático o arbitrario pero siguiendo siempre un patrón para posteriores prospecciones o excavaciones como en la arqueología tradicional. Aún así estos casos requieren de tratamientos más definidos al tratarse de estudios en campos de batalla donde pudieran existir aún trincheras intactas con polvorines activos, minas, algunos que otros armamentos activos a pesar del tiempo transcurrido. Como ejemplo, en zonas aledañas al Chaco Paraguayo (zona de actividades bélicas en los años 1932-1935), todavía se encuentran artefactos como granadas de mano con peligro de detonación.

En estos casos es que un equipo de Arqueología Militar requiere de personales adiestrados para el efecto, ya sea en historia militar, conocimiento de armamentos de épocas y actuales, conocimientos de topografía tradicional y militar, ingenieros civiles, explosivitas, geólogos, tanto civiles como profesionales de Fuerzas Armadas.

Tenemos también el caso de la arqueología de conflictos (más desarrollada en Europa) que apoya a las tareas investigativas de la arqueología militar. La arqueología de conflictos modernos no tiene límites, esto significa que no se limita a la arqueología e historia militar en sus investigaciones sino que usa métodos de investigación proporcionados por la arqueología tradicional, historia (militar), antropología social, sociología, geografía, cultura material, entre otros. “La arqueología de conflictos modernos va mas allá de encontrar balas, identificar armas o recordar héroes militares; no obstante complementa a la arqueología militar y esta a su vez a la tradicional y por ende a la reconstrucción de la HISTORIA”. (Esther Breithoff, arqueóloga, Luxemburgo).


TRABAJOS ARQUEOLÓGICOS METÓDICOS EN EL  PROYECTO “RESCATE HISTÓRICO LOMAS VALENTINAS”. (Zona de importancia histórica – Batalla Lomas Valentinas/Guerra de la Triple Alianza 1870)._

Las tareas dieron inicio el 20 de diciembre de 2009, cuando se realizaron series de investigaciones históricas en archivos, y de campo en el sitio conocido como Ita Ybate o Lomas Valentinas, ubicado en la ciudad de Villeta, a 35 kms al sur de Asunción.

Luego de las diligencias habituales para conseguir permisos del municipio local, las investigaciones comienzan en una primera Etapa de 3 días en las que se efectuaron sondeos aleatorios que fueron posteriormente evaluadas para determinar la necesidad de prospecciones o excavaciones.

Las investigaciones desarrolladas por el equipo de estudiosos, han tenido como objetivo esencial la obtención de datos a partir de la presencia de restos arqueológicos significativos, aunque los niveles por lo general presentan importantes remociones e intrusiones procedentes de diversos movimientos de terreno como construcciones de viviendas en los alrededores y otros acondicionamiento ubicados en el sitio. Por tanto, los trabajos llegaron a una aproximación desde la práctica arqueológica y el recurso de otras técnicas científicas como de la geología. Todavía resulta ambigua la investigación histórica en torno a los sucesos ocurridos en la Batalla de Lomas Valentinas, en los años de la Guerra de la Triple Alianza.

REFERENCIA HISTÓRICA:

Diciembre de 1868, tras la caída de Humaitá y el alejamiento de las operaciones militares del Ñeembucú y la cercanía del frente a la Capital paraguaya parecía que la guerra pronto encontraría su fin, los paraguayos ya no contaban con el temible complejo de fortificaciones del Cuadrilátero donde durante 3 años se negó el avance del ejército aliado, pero en escasos meses López había ordenado fortificar el lado norte del arroyo Pikysyry unos 10 kilómetros hasta su desembocadura en el rio Paraguay precisamente en Angostura (llamado así por lo angosto del rio en ese paso) creando el marco necesario para lo que vendría, una serie de batallas tan sangrientas que no serian menos que aquellas de 1866, frente a esta línea de trincheras se encuentra el estero del Ypecua que recordaba las sufridos pantanos del Sur. El Marqués de Caxias negándose a cruzar dicho estero para caer sobre las trincheras escavadas en el lado sur de las colinas adyacentes al Pikysyry, aprovecha sus excelentes recursos bélicos y manda a los acorazados de la flota imperial a forzar el paso de Angostura. Colocando sus buques a la espalda de las defensas guaraníes lo que le da la posibilidad de construir un camino en el Chaco frente a la desembocadura del Pikysyry y llevar de manera oculta sus tropas hasta un punto donde el cruce del rio pueda ser resguardado por los acorazados. Así que el 5 de Diciembre desembarca en San Antonio con una avanzada de 8.000 hombres a los cuales se van sumando refuerzos hasta llegar a la suma de 30.000 hombres  salvo 9.000 efectivos del Ejército argentino que también incluía unos 800 uruguayos el resto eran todos brasileños.

Un nuevo giro; La defensa de Asunción tendría que ser dando la frente hacia ella  López apenas tiene el tiempo para construir una nueva serie de trincheras entre su posición y el enemigo, la única ventaja es que este tendría que subir las colinas para llegar a él, manda a Caballero a demorar el avance de los aliados,  el 8 de diciembre Caballero al frente de 5000  hombres se fortifica en el puente del arroyo Ytororo y ayudado por la topografía del lugar resiste a 18600 brasileros  durante 10 horas. Causando estragos en el ejército imperial pero la superioridad es decisiva y los paraguayos son obligados a retirarse,  López ordena la defensa del valle de Avay que no ofrecía ningún resguardo pero quizás obligado a ganar tiempo para terminar las defensas del sitio escogido para la batalla final Ita Ybate (piedra arriba) sacrifica a 5000 hombres y 18 piezas de artillería contra 22.000 hombres y 40 piezas de artillería. Los paraguayos lucharon hasta el último hombre, Caballero se abrió paso a sablazos y pudo escapar con pocos hombres, atrás quedaron solo 300 prisioneros, mas 4000 muertos incluidos 3 capellanes y 300 mujeres que fueron botín de guerra.

De aquí en mas restaban 22.0000 aliados sanos y 7000 paraguayos en diversas condiciones que se batirán en las lomas de Ita Ybate y  Cumbarity durante 7 días haciendo de esta la batalla más larga de la Guerra de la Triple alianza y junto con Tuyuti sería la más sangrienta.

El 21 de diciembre un poco antes de iniciarse la batalla son fusilados varias decenas de personas acusadas de traición y de faltar a su deber, entre ellas personajes notables como Benigno  hermano del Mariscal López, el obispo Palacios, y otros.

Los primeros días de batalla son favorables a los paraguayos pero igualmente los defensores sufren muchas perdidas y los refuerzos son escasos, contrastando con los aliados que además de hombres tienen abundantes municiones, llegando a la navidad del 68 con descarga de 46 piezas artillería los aliados empiezan a reducir la distancia entre el frente y el cuartel general paraguayo.

El 27 de diciembre se produce el asalto final, la guardia del presidente pelea. López es cercado pero  extrañamente Caxias abre un claro por el cual escapa con menos de 80 hombres hasta hoy en día no se encuentra una explicación sobre esto. En la cima de la lomada un grupo de mujeres organiza la última defensa y el Mayor Patricio Oviedo evacua a 300 civiles por los esteros del Ypecua.  El ejército paraguayo como fuerza organizada había sido aniquilado, de ahora en más la guerra seria de cacería y guerrilla.

El sitio._

Según datos históricos y geológicos, la topografía de la zona no es boscosa en su totalidad.

Lomas Valentinas está en la mayor altura de una colina. Lo que se pretende con este tipo de referencias es encontrar más vestigios ya sean restos óseos o elementos bélicos en la zona donde transitaron soldados de los ejércitos paraguayo y brasilero.

El objetivo es confirmar dicha información oral, popular y documental de la existencia de fosas comunes de la guerra grande, generar unas futuras excavaciones arqueológicas para obtener la mayor información posible contextual y de objetos asociados a dichos entierros para posteriormente, con técnicas analíticas, aspirar a identificar los cadáveres, en caso de ser posible. Por otro lado, existe otra referencia histórica de la existencia de un pozo donde pudiera seguir el telégrafo (a cargo en aquel tiempo del Tte. Don Juan Franco). Desde ese pozo se recibían y se despachaban constantemente telegramas.

Así como estos datos hay muchos otros que ayudan para el rescate histórico de un pueblo y el país.

El trabajo tuvo dos vertientes términos: histórica y arqueológica. En la primera vertiente aportó informaciones el investigador en historia militar, Carlos Von Horoch. Y en lo que respecta al área arqueológica, Ruth Alison Benítez, sector científico. En las siguientes operaciones trabajaron estudiantes de geología y química de la Universidad Nacional de Asunción.

Trabajo de campo   

Lugares donde trabajó el equipo:

•          Primer grupo: Zona Trinchera

•          Segundo grupo: Zona Fosa

Estas tareas también pudieron ser mediante la venia de las autoridades de la Dirección de Cultura de la ciudad y de la Comisión que trabaja en el rescate de los vestigios de la Guerra Grande, y con la finalidad de que avalen el trabajo realizado en equipo, para posteriormente hacer entrega de un acabado informe oficial a la Municipalidad. Dicha zona es parte del patrimonio histórico militar de Paraguay.

Básicamente las fases que se tuvieron en cuenta para la investigación fueron:

a) El estudio regional, que permite ubicar a un sitio particular en un contexto común.

b) La prospección del sitio, que comprende la definición de áreas específicas de trabajo y el planteamiento de algunas hipótesis sobre su función.

c) La exploración aleatoria y no una excavación estratigráfica, que podría establecer mejor una relación cronológica entre los diversos niveles de ocupación.

d) El análisis de los materiales que permite determinar las materias primas, su procedencia, las técnicas de elaboración y su función.

e) El fechamiento o catalogación, que proporciona un marco cronológico para ubicar los sucesos en el tiempo.

f) La integración y la interpretación, que obliga al investigador a dar la explicación final del caso.

Ruth Alison Benítez| Investigador Historia y Arqueología Militar 1 arqueopress-r03@hotmail.com

Las investigaciones arqueológicas en Paraguay


Las tareas de investigaciones arqueológicas oficiales están ajustadas al “Reglamento para las prospecciones paleontológicas, arqueológicas y  antropológicas en el Territorio Nacional”, Anexo I de la Resolución Nº SNC 14/07, que regula la Ley 946/82 “De Protección a los bienes culturales”. Hoy va tomando fuerza con la creación del Departamento de Arqueología y Paleontología en la Secretaría Nacional de Cultura, de la Presidencia de la República del Paraguay.

Inició en el año 1.996 a través de investigaciones de “bitácora” de una estudiante de Bachiller científico y comunicadora social  que, aprovechando las coberturas “diarias y comunes”, iba recolectando informaciones y fotos de índole histórico-arqueológico del Paraguay. Luego fue organizándose proyectos como ArqueoPress y actualmente el Centro de Estudios Arqueológicos del Paraguay a cargo ya de otras personas que han seguido de cerca el trabajo de la investigadora. 

La Arqueología en Paraguay no es menos que en cualquier otro lugar del mundo.

Para escribir la historia es necesario constatar algunos indicios que dejan los legados en papeles o en piedras. No se puede hablar de hechos acontecidos en una época dada como si se tratara de literatura, y es eso lo que leen los niños y los jóvenes en la actualidad y con lo que fueron marcados nuestros abuelos y nuestros padres, con ciencia ficción en la mayoría de los casos, y eso no está en la línea correcta de la “educación”.

La ciencia va de la mano de lo social.

“Los arqueólogos estudian las evidencias materiales que han perdurado a través del tiempo, los productos palpables y visibles, las realizaciones o las comunidades desaperecidas. Estos elementos materiales son el único testimonio de la existencia misma de las sociedades que vivieron antes de inventarse el arte de escribir… Para obtener inforamción directa sobre pueblos prehistóricos o iletrados no hay otro método más que el arqueológico… ciertamente, hay otros medios que, facilitan la información indirecta, pero ésta es ya otra cuestión más que nada tiene que ver con la aplicación de las técnicas arqueológicas.

En realidad, el arqueólogo se encuentra siempre con la tarea de completar una reconstrucción histórica con materiales que con frecuencia no parecen muy prometedores, pero que son lo único con lo que cuentan…”.

En fin, la ARQUEOLOGÍA es NECESARIA y FUNDAMENTAL en nuestro país. NO existe rescate de patrimonio sin la utilizacón de técnicas arqueológicas. Por eso, es de una buena vez, importante que se tenga en cuenta este caso, CAPACITAR a profesionales idóneos en la materia para en verdad SALVAGUARDAR la historia de nuestro país, lo demás es puro cuento.

En el 2009, un equipo de estudiantes y profesionales del ámbito científico comienzan los enlaces con distintos grupos y asociaciones interesadas en el rescate histórico del país, que trabajan también por rescatar y preservar la historia del país a través de estudios y con el apoyo de ARQUEOPRESS (Bitácora digital de difusión científica), estudios y análisis de campo. De ahí este blog, está destinado a la publicación de reportajes científicos locales e internacionales. El mismo empezó a hacer eco, siendo así que las personas interesadas en la disciplina arqueológica requerían más. De aquí surge darle un formato más pedagógico al tema, siendo así que la “arqueología general.” y la “arqueología paraguaya” sale a luz como clases a distancia hasta que se da la oportunidad de realizar trabajo de campo, o bien como se denomina en arqueología, “Campañas arqueológicas”.

Como mencionamos antes, Arqueología Paraguay o ARQUEOPRESS, en los medios digitales nació como cuadernos de bitácora y en la fecha ha llegado a contar mínimamente pero no menos importante, apoyo del Estado dando la oportunidad de fundar el primer Departamento de Arqueología y Paleontología Oficial. Otro de los desafíos es la creación también oficial de la carrera de Arqueología o bien, el refuerzo en las carreras de Historia y Antropología dándole énfasis a la Arqueología como disciplina optativa para los futuros profesionales.

Debemos saber que la arqueología es imprescindible para la socialización del conocimiento del pasado de una nación; tanto del pasado colonial, ancestral, y prehistórico.

Es por esa razón que un estado debe contar, no solo con una institución que proteja y preserve al Patrimonio histórico-Cultural Material e Inmaterial de su país, como es el caso de la Secretaria Nacional de Cultura aquí en Paraguay; sino que también debe contar con el apoyo de organizaciones multidisciplinarias, con profesionales que puedan realizar paralelamente expediciones en lugares donde puedan existir vestigios arqueológicos, y llevar a cabo investigaciones, exploraciones, prospecciones y cateo , para el “recupero de piezas arqueológicas importantes, que puedan respaldar materialmente las historias escritas y verbales sobre el pasado de nuestro país”; al mismo tiempo de “acrecentar el Inventario del Patrimonio Cultural Material”, para que puedan ser expuestos en museos públicos para goce y fascinación de la ciudadanía, y también para posteriores estudios e investigaciones por otras áreas afines a la arqueología.

El equipo arqueológico espera que este espacio abra camino hacia el rescate científico y cultural de nuestra nación, tan importante y necesario en nuestro país, así como otros países ya lo demostraron. Sin expertos en materias distintas, nunca llegaremos ni siquiera a la frontera de una posible verdad. Por eso, trabajaremos para que este espacio diariamente crezca, y claro, con el apoyo de quienes así lo deseen, por el bien de la ciencia y la cultura de la humanidad, sobretodo por el rescate histórico de Paraguay.

“Cuando los escritos faltan, las piedras hablan”

ANTECEDENTES HISTÓRICOS.

Las investigaciones relativas a arqueología histórica se han desarrollado en nuestro país desde el relato de Rengger referente a los huesos de una especie de mamífero gigante que se desenterró bajo los cimientos de la iglesia de la Recoleta en la época colonial 1600 aproximadamente. Restos de urna funerarias desenterradas por Ticio Escobar y que se exhiben en el Museo del Barro. También desde la labor de Moisés Bertoni y las investigaciones de José Antonio Gómez Perasso; los jesuitas durante la colonia tienen relatos de desentierros de huesos. Hay que ver en Guillermo Furlong (S.J.)., sobre edificios que quedaron enterrados, cimientos de la casa del Padre de Pedro Juan Caballero en el estacionamiento posterior de la Universidad Católica en el casco histórico de Asunción.
En Paraguay durante mucho tiempo se trabajó en Arqueología desde la mirada de otras disciplinas, prueba de ello son las tareas de algunos referentes de la ciencia: Moisés Bertoni, Branislava Susnik, Miguel Chase Sardi, Bartomeu Meliá, Vicente Pistilli, José Zanardini, José Antonio Gómez Perasso, Luis Pussineri Scala.

arqueopress-r03@hotmail.com
http://www.arqueopress3.wordpress.com